Una Universidad por y para la clase trabajadora

Nace en la Universidad de Granada una nueva Sección Sindical de la CNT.

Ante la precarización y desvalorización absoluta de los derechos de los y las trabajadoras en el sector universitario, cada vez más invadido por lógicas de competencia, privatizadoras y neoliberales, nuestra única fuerza reside en juntarnos, organizarnos, y defender nuestros derechos laborales.

Fruto de ello es la nueva sección de la UGR, donde confluimos compañeras de diferentes ámbitos, situaciones contractuales, facultades, funciones dentro de la universidad, etc. Todas nosotras nos vemos atravesadas por la inestabilidad y precarización de nuestros contratos laborales, sumado en algunos casos a la presión, sobrecarga de trabajo y acoso laboral que campan libres dentro de las universidades españolas. 

Entre los conflictos que nos atraviesan están la no aplicación correcta del convenio (por ejemplo, contratos como técnico realizando funciones de investigación, o directamente la no aplicación de ninguno), casos de acoso laboral, la no aplicación de las subidas salariales correspondientes, falta de material de protección, categorías profesionales que no corresponden…  Pero, además, nos unen una serie de críticas a la universidad y a las dinámicas que se dan dentro de la misma, que creemos que son necesarias que cambien para garantizar nuestros derechos laborales. Entre ellas, el acceso imposible y endogámico a los departamentos, privatización de nuestra producción científica, la falta de un convenio de universidades que se aplique a todas sus trabajadoras, brecha de género, falta de planes de estabilización, subcontratación de servicios básicos, o falta de efectividad de los protocolos de prevención de acoso laboral.

El sindicalismo es la herramienta que tenemos las trabajadoras para que se nos escuche y poder defender nuestros intereses. Organicémonos para asegurarnos unas condiciones de vida dignas en lo inmediato, pero también para construir un horizonte justo donde la universidad no esté supeditada a los intereses capitalistas y sea por y para la clase trabajadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 12 =